martes, 20 de septiembre de 2016

melodías

Frente a la Plaza Congreso, cantando una melodía aborrecible ante la indiferencia de todos. Aquella cantante solitaria, estaba acompañada por un hombre silencioso parado a su lado. No parecía amor, ni comercio, era más bien una soledad inmensa, que hedía a cadáveres destripados por la metralla, de cuyo vientre salían larvas de gusano transformadas en mariposas. Podría haber pensado en un amor que dolía tanto que su única redención era un exilio infinito en el recuerdo más atroz. Transeúntes que olían a sexo rancio y se tiraban pedos bajo la luz de la luna, seguían de largo. Y aquella cantante, morocha, regordeta y su acompañante calvo, delgado y silencioso se mantenían firmes con aquellas melodías que recordaban el trago de la cicuta de Socrates o la carga de la derrota de los soldados en una guerra sin sentido.
La marcha ligera de los autos fue el final de aquel pequeño recital condenado al olvido.

lunes, 6 de junio de 2016

mal augurio

Espero mirando hacia el techo
en la oscuridad.
No busco a Dios
-su idea hace todo tan vacío e insoportable-
Espero encontrar héroes
manchados de barro y sangre,
pájaros negros de mal augurio.

hell's angels

El maldito insomnio que no deja dormir. Un té caliente, un porro en la oscuridad, escuchando la Novena de Bethooven junto a la estufa electrica, frente a la pc, deseando que la noche me arrope en sus brazos de amante obscena, viendo el elegante dormir de los gatos, un cachete de Tomas sobre la almohada, gastando tiempo simplemente en gastarlo.
Soñe que era amante de unos motociclistas tipo hell's angels, que me subían al asiento de las motos y me aferraba a sus vergas en las grandes distancias de una ruta, dulces y duras vergas que como estacas resistian mi fuerza y me prometian su leche y miel. Angeles de la muerte que destrozaban bares y bebian cerveza, que miraban a los espejos con la certeza de saberse temidos y gemian como lobos cuando me penetraban.
Mi mirada se aferraba al retrato de un sol intenso que sobre un fondo rojizo encendía la pradera, hacia allí marchaba una muchedumbre de sombras con jirones de banderas, no era muy bueno y pensaba hacia mis adentros que parecía realismo socialista, pero esas sombras caminando hacia el fuego me atraían, me llevaban a Coyoacan, donde Diego Rivera retrata mi cuerpo desnudo mientras una Frida Khalo curiosa cubría con rosas rojas mis tetillas. Sobre una mesa una botella de tequila que bebo de a sorbos construyendo imágenes sin ton ni son
el reloj en la arena
una red arrojada al mar
la cabeza tronchada de Marie Antoinette
el sabor de un café en la tarde parisina
un farol bajo la luna
un duelo de pistolas al amanecer
Por el rabillo del ojo se escapa la silueta de Ramón Mercader que se agazapa. Grito pero nadie escucha. Un dedo recorriendo la espalda fría de un cadáver en Auswichtz.
Si Evita viviera seria falo-céntrica,anticomunista y defensora de las Tres A.
Tequila y limón y gruesas rayas de cocaína, que se van, se disuelven. Niñas que sueñan con ser veneradas como hijas del inca, indias mestizas, dolor de cabeza y aspirina.
El blanco de la pantalla, de fondo un violín y el humo de la marihuana que deja su estela perfecta, y el pincelazo rojo sobre la tela.

jueves, 26 de mayo de 2016

soñé

soñé
estar intoxicado
un pie sobre mi espalda
en la penumbra
sombras viejas
al ritmo del viento
una uña filosa
desgarrándome la piel.
soñé
muerte
homicidios perpetrados
en la oscuridad
murallas cubiertas de arena
ejércitos de terracota
batiéndose en las tumbas.
soñé
viejos amores
y solo hubo silencios
angustias
amaneceres helados.

miércoles, 3 de febrero de 2016

un nudito

Es como si fuera un nudito ahí entre las costillas y los músculos. Flores negras y atractivas que prometen jardines del caos y huelen a cementerio. Una racha de miedo que obliga a bajar la voz de los transeúntes y escrutar las miradas ajenas. Vasos a medio llenar de vino y cerveza. Lagrimas brillantes y perfectas que caen como gotas sobre la camisa.
Necesitaría unos dedos pequeños que me desaten ese nudo y luego pintaran mis uñas de azul y mis labios de rojo fuego.
El gato en mi regazo y silencio.

viernes, 20 de noviembre de 2015

sangre de pato

mueca de pato
pico de pato
cagada de pato
pato a la naranja,
pluma de pato
en los abrigos de un infierno.
vuelan los cartuchos y perdigones
sobre el cadáver del pato blanco
y el graznido desesperado del pato negro
exigiendo que a él
también le llegue la muerte.
un sol
derramándose
como mancha venenosa
sobre los charcos y
las alcantarillas;
pate de foi
el pato lucas
pedófilo violador
de niños inocentes
con sam bigotes
como cómplice y socio.
yacen en el lago
los cadáveres
y los huesos.
sangre de pato
en el rostro del verdugo.

domingo, 8 de noviembre de 2015

un robo

la razón:
el buen burgués
accionista de la IG Farben,
productores del gas Zycklon B
usado en Auswichtz.

el deseo:
una actividad mercantil;
la libertad metafísica
de la propiedad privada.

el amor:
el clavo en una cruz
atravesando la carne, los nervios y los huesos
un ejercicio
del sometimiento y la acumulación.

la propiedad:

un robo.