viernes, 19 de junio de 2009

Sopa de orines


El Marques de Sade me pide
"un esfuerzo más"
desde la mirada moral que se disuelve
en aquellas babas perfumadas
del burgués en el prostibulo de la aristocracia.

Ellas jadean con sus pechos al aire
untados de joyas y semen viscoso.
Labios rojos en rostros palidos
culos carnosos enrojecidos
por azotes rabiosos
pagados a precio oro.

Carne de gallina del universo
sopa de orines
es la cena de los amantes.
la libertad, la igualdad, la fraternidad
el polvo de la Bastilla.

El divino Marques se aburre como yo
cuando la naturaleza nos tiende
la encantadora trampa del deseo
en la noche obscena de la razón

2 comentarios:

Eris dijo...

Bien ya compartimos la ebriedad y compartamos esto también! que tiene mucho de todos y sobretodo de mí...
Que bueno fue encontrarte y que grato y plasentero me es leerte!!

tecla dijo...

El divino Marques se aburre como yo
cuando la naturaleza nos tiende
la encantadora trampa del deseo
en la noche obscena de la razón.


Estos versos son los que más me desconciertan Ateo.
Haría cuaalquiere cosa con tas de sacarte de nuevo tu sonrisa.
Mientras tanto, aquí me tienes.