lunes, 4 de mayo de 2009

Amor revolucionario


Mijail Bakunin enamorado del terrorista ruso Netchaev.
León Trotsky con el corazón partido entre Frida Kahlo y Natasha Sedova.
Rosa Luxemburgo perdida por el hijo de Clara Zeltkin.
¡Ay el amor!
que no luce en los revolucionarios
porque para ellos casi todo es una llama encendida en los corazones.

3 comentarios:

Liberación dijo...

Hoy por hoy cualquier manifestación de amor es revolucionaria.

ateo dijo...

si siempre y cuando vaya contra el orden

tecla dijo...

Me ha gustado la idea de Liberación.
Sí señor.
¡¡Que viva la Revolución y los revolucionarios!!!!