sábado, 28 de agosto de 2010

coqueteo

Coquetear
con la muerte
me tiene un poco cansado.
No dormir,
por largas noches de cocaína
me lleva al éxtasis
y la locura.
Muchas veces,
en esos momentos,
simplemente
deseo morir,
que todo termine,
que el dolor y la angustia
desaparezcan
conmigo.
Que se apague
por siempre
el sonido de las cañerías
y de los autos en la ruta.
Coquetear
con la muerte
es una sensación extrema,
al otro día
cuando el sol brilla
y no he pegado ni un ojo,
deseo que la vida
me brinde besos en la boca.

2 comentarios:

Akyaabil dijo...

preferiria coquetear con la muerte a ser un vegetal.

Carol Love dijo...

todo trata de conservar un equilibrio...

me encantó tu juma pa' arrancar el domingo, besos