lunes, 23 de agosto de 2010

fogwill

Adiós Fogwill
el farabute
filibustero
de la palabra
como pinza
de cirugía.
extirpando
un hígado
cirrótico
de prosa
pulida,
cortando
la vena aorta
de los pelotudos
de la academia.
el drogadicto
de la droga
en el paseo nocturno
y los amaneceres
de putas
y sonambulismo.
el mercader
amigo del dinero y
de los dealers
del poder,
el poeta
de coca cola
enamorado de
lamborghini.
Cocainómano
de feria
y provocador
del mass media.
la literatura
es un artilugio
de la guerra
contra la
palabra lucida.

1 comentario:

Roberto Langella dijo...

Excelente, mi amigo, como siempre (yerba mala nunca muere!!!), devolviendo la visita, psssss...