jueves, 30 de junio de 2011

siempre era invierno

Pensaba el sexo
como
penetrar
y acabar
sobre un cuerpo entregado.
su amor duro
para toda la vida.
él le dijo tantas veces puta
que vio en ella solo carne
y ella lo creyó tanto
que lo engañaba con su amigo.
saboreaba la bilis
del odio ancestral.
la pija parada no era el amor
y el amor no le paraba la pija
bebía sin parar
y se ponía violento
se partía la noche
de llantos
y vidrios que estallan
de reproches
de orgasmos fingidos
de mentiras.
siempre era invierno.
los dos murieron grandes y juntos
como mueren los viejos
se acuchillaron
mientras celebraban
sus bodas de plata.
dos perros en celo
se cojian frente
a los cuerpos.
para separarlos
hubo que echarles
agua.

2 comentarios:

Latte Chocolate dijo...

Lo sabés bién, ya no hace falta que te diga más nada.

ateo dijo...

hace falat que me digas me voy a comer tu dolor