viernes, 12 de febrero de 2010

a la espera de tempestades

Un náufrago sin rumbo.
un vagabundo errante sin caminos
un navegante de mares de ira
ganados por la calma
y el tedio
un Robespierre guillotinado
una puta o cortesana sin goce
una canción sin melodía
un amante con el corazón frío..
el presente anodino
y la historia tragica.
la desmesura de los actos
la potencia del deseo
un amor que mate
una muerte que no duela
un sexo que vuele tan alto
como un orgasmo
el perfume de otra piel
en el combate.
navegar en un mar tedioso
a la espera de tempestades.

1 comentario:

lunaclara dijo...

Que triste.Te has quedado vacio, amigo.
Dime de que te aferras mientras esperas?
Lo mas glorioso de la existencia esta quien sabe donde para ti y solo esperas que regrese, como alguna vez y te sacuda.
Suele pasarme.
Abrazo.