lunes, 16 de noviembre de 2009

Confesión

Sinceramente
decir
te amo
seria
mentirte.
Y adular
tu inteligencia
un acto reñido
con la verdad.
Sábelo.
Solo
me interesa
tu sexo
y retirarme
antes de que hables
nuevamente.
Llámalo
falta de compromiso,
superficialidad
o como quieras.
Yo prefiero pensar
que te ofrezco
la inmensidad
del tiempo
sin mi incomoda
presencia.

4 comentarios:

Eris dijo...

Yo lo llamo sinceridad... Bravo!! cuando solo habla el cuerpo sin necesidad de una vos con histoira y penas y victorias... solo el cuerpo y ya!
Besos Ateo...

Pluma Roja dijo...

Mucho desapego, en este poema pero mucha intensidad. Ese cierre encierra todo lo grande del alma humana. Un beso Ateo

Saludos cordiales, desde Guatemala.

Hasta pronto.

Fernando Esteban Córdoba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lanjabali dijo...

me encanta