miércoles, 18 de noviembre de 2009

Una chica Bukowski


Ella es una chica Bukowski.
El alcohol y la cocaína
la ponen guarra.
Le gusta el sexo
con perdedores.
La carrera de la vida aburre,
repite.
Ella es bella y las heridas del tiempo
surcan su rostro y
sus heridas.
Escribe maravillosos poemas pornográficos,
sobre penes y vaginas.
Un día asqueada
se entrego a una multitud de linyeras
para que se la cojieran.
Fue un espectáculo bizarro.
Ella es una chica Bukowski,
cada tanto se masturba,
pensando en orgasmos
que hagan de la derrota
una dulce compañera.

3 comentarios:

Antonio Alfonso Alonso dijo...

Yo le daba, jeje...

tecla dijo...

Con fuerza. Para que no dejeindiferente a nadie, ni digan que la poesía es aburrida.
Quién dijo miedo.
Me ha encantado.
La Vida es mucho más que colores azules y versos de filigrana.

Pluma Roja dijo...

Un retrato de una mujer insatisfecha y desdichada. Abundan.

Saludos cordiales, hasta pronto.