viernes, 18 de diciembre de 2009

Es viernes


Es viernes.
Me harte del Facebook
Y los chats orgiásticos.
Me harte de que la cocaína nunca alcance
De que el alcohol me haga mal al hígado
De que las mujeres se enamoren de mí
De las palomas en las mañanas
De la aristocracia del saber.
De los médicos
Y de los enfermos
Me harte
Una enredadera de cannabis,
verde esperanza
Una canción de Chavela Vargas
Un minuto de tu voz
(Rimbaud
“lo único que halaga
en esta vil desesperación”)
una mujer desnuda de Modigliani
el semen de Fedro
como desearía el gran Platón.
Helado de chocolate
El mar
Un silencio sin infierno
Una palabra lucida
Un romance de verano
Una bala en la frente de Bush
Una noche de juerga con Gustavo
Una revolución en Navidad
Y la guerra civil en año nuevo
Un minuto de tu voz
(“lo único que halaga
en esta vil desesperación”)

5 comentarios:

tecla dijo...

Cada vez me gusta más tu poesía Ateo. Pero lo que tu pides que te halague no lo tengo.
¿Qué puedo hacer?
Llevo días dándole vueltas a ponerme el avatar de una mujer de Modigliani.
Igual eso me sirve.
Quiero de alguna forma y a mi manera, aliviar tu desesperación.
Sólo el tiempo te lo puede arreglar.
Ese tiempo que dicen que lo cura todo.
Un abrazo.

tecla dijo...

Me gusta esta soledad cómplice que encuentro aquí cuando vengo a comentarte.

ateo dijo...

a mi tambien me gusta el comentario aqui donde nadie nos juzga.

tecla dijo...

Gracias Ateo.
Se está de maravilla.

Sören Redux dijo...

En estos versos está lo que vivimos y callamos. Me siento tan identificado que me entran ganas de copiarlo a mano.

¿Cómo conocerse sin leer a Ateo?