martes, 15 de diciembre de 2009

Señora Muerte


La señora muerte tiene
pezones rosados
culo agrietado
tez blanca leche
cabellos negros
cicatrices en el vientre
un sexo que huele
a los orines de los siglos
amantes por doquier:
generales
guerreros
suicidas
drogadictos
depresivos
aventureros
putas
enfermos
medicos
sepultureros
banqueros
periodistas
homicidas
seriales y casuales
crisitanos que aman
el sufrimiento en la cruz
terroristas
de la guerra santa
amantes despechados
curanderos
ancianas cansadas
mi madre que se entrego a ella
como una lesbiana en celo
cientificos
filosofos
teologos
poetas
delincuentes
traficantes
alcahuetes.
yo soy un sidoso que sabe
que va a morir
como mueren los veranos
y las rosas.
no entiendo porque
tanta reverencia a usted,
señora muerte,
si no es más que una vieja
fea y estupida
que solo ofrece un final
con un lecho repleto de gusanos.

1 comentario:

Sören Redux dijo...

La muerte es una cocinera que nos sirve en espagueti. Excelente poema amigo.