jueves, 24 de diciembre de 2009

Sobre el cadaver de la novia


Sobre el cadáver de la novia
Dos gusanitos blancos
devoran como turrón
las puntitas del ombligo
los que comieron el corazón
ya se hicieron mariposas
y en los manteles de hule
de una abuela
entre tostadas y mermeladas
posan en el estampado.
Sobre el cadáver de la novia
caen al vientre
lagrimas como perlas
de un cocodrilo perdido
lamentos espantosos
de un novio abandonado
chismes en voz baja
de la tumba de al lado
besos
entre risas
de unos amantes necrófilos.
Los brazos
como ramas secas
siguen el compás
de un gospel
alegre
trompetas
de un jazz
para la tarde de sol
y de cerveza.
Sobre el cadáver de la novia
la confesión inesperada de la
mejor amiga
(la culpa es una enorme
carga para nadie)
los labios rojos carmesí
y el tallo de la rosa
que la atraviesa por donde
hubo una vez un corazón
y ahora anidan
gusanitos
mariposas
larvas
enamoradas
del odio.

3 comentarios:

tecla dijo...

Me ha impresionado profundamente.
Creo que me lo voy a copiar a mano.
En este momento, yo me siento también así.
Bebamos una copa juntos Ateo.
Bebamos un Wisky para que los chistes que contemos tengan toda la gracia que tienen cuando uno se toma una copa de más.

Pluma Roja dijo...

Hola Ateo, me faltó desearte una buena noche, es decir una feliz Noche Buena. Espero la estés pasando bien.

Tu poema impactante, y bien logrado. Me gustó barbaridades.

Hasta pronto, amigo.

Que el año nuevo te traiga un cargamento de Salud, paz y amor.

Sören Redux dijo...

Te gustó muchísimo, hasta las entrañas. Saludos amigo.