miércoles, 9 de diciembre de 2009

Besos como napalm


La chica de mariposas en la pelvis
sueña:
Un jardín de vergas grandes
que florecen
con el sudor
y el flujo.
Un fornido príncipe azul
diciéndole obscenidades al oído
y untándole el culo con saliva.
Sueña
un enorme baño
de leche viscosa.
Los ojos negros
como la noche oscura,
sueñan con besos peligrosos
que estallen
como el napalm
en los campos de batalla.

3 comentarios:

Sören Redux dijo...

Compañero, tus poemas superan toda envidia.

ateo dijo...

gracias amigo por tu paseo por mi blog.

Gustavo dijo...

MuY bueno!!