lunes, 8 de marzo de 2010

el culo del otoño

no tengo la sonrisa del niño
ni el carisma del mago
ni la belleza de Apolo
ni el oro del rey.
pero tengo un montón de droga y cerveza
haciendo estragos en mi cabeza.
insumisión de los sentidos
que parte mi sombra en dos
mientras una busca a la otra,
para hacerle promesas de amor.
que desencuentro.
obedecer es la sutil
conquista de la violencia.
subversión,
la violencia como acto de justicia.
le doy besos
al culo del otoño
en el verano que envejece.

1 comentario:

Gastón Gallardo dijo...

ke te puedo decir?

acá en el norte está por entrar la primavera

saludos combativos