martes, 17 de marzo de 2009

¡Cielo santo!


Cielo santo! exclamo el hombre incredulo,
y una lluvia de fuego cayo sobre la ciudad
iluminando la noche que se pinto de sangre.

Pero para la radio y la tv
no se trataba del apocalipsis
sino de la aviación israeli golpeando en Gaza,
refugio de terroristas, decian.
Informaban, además, de algunas lamentables victimas civiles.

1 comentario:

tecla dijo...

Cuanto dolor
cielo santo
Pero de snato nada.