martes, 13 de abril de 2010

como una chispa

La ciudad esta en llamas
y las autobombas
no alcanzan
para terminar con el fuego.
y el corazón de oropel
de las luces del centro
y las turbias
mesas
del bar más oscuro,
alimentan
su luz y su furia.
la ciudad arde
mientras un río de flujo
ahoga las penas
del corazón solitario.
rubias melenas
de la ardiente llama.
lengua inquieta de la curiosidad
de ojitos perversos.
los labios soplan
tempestades.
una raro diamante en bruto.
el trago fuerte
antes de la agonía,
la musa inspiradora
de la rabia.
como una chispa
encendiendo la hoguera.

1 comentario:

Nora Elena dijo...

Crece como una chispa. La llama en la ciudad, arde la aldea ante los ojos perversos. Arde, se enciende...la furia que crece.

Me encanto tu poema. Es excelente realmente.