jueves, 6 de mayo de 2010

¡Ahora es cuando Prometeo!

Cuarenta años
En mayo.
Estoy convencido
La insurgencia es taurina.
Hagamos cuentas.
Marx.
Yo.
El mayo francés,
El mayo argentino.
Chicago.
Hasta Juan José Castelli y Mariano Moreno.
Y de velita de cumpleaños
Pido ver arder el parlamento
En Atenas.
Me pone feliz el terror de los capitalistas
El pánico de Wall Street
La verba desesperada de los periodistas.
El sol del mar Egeo,
El mismo de Aristoteles,
Aristofanes,
Democrito
Platon,
El sol que iluminaba el agora
En la polis,
Sueño
Espero
Confío
Que ilumine
Los soviets
Del siglo XXI
Que de luz a las banderas rojas
Rodeando con furia la Bastilla burguesa.
Una nueva lengua atea
Que se pudra el euro
Que se pudra el dólar
Que muera la estupida religión del dinero.
Que el trabajo vivo mande
Y haga de las calles
Una nueva asamblea que reinvente el tiempo.
Que las fabricas sean el nuevo orden de la vida
Y no la cárcel trituradora de los cuerpos.
Mayo
La belleza es convulsiva,
La belleza es roja
La belleza habla con las llamas de las molotovs
Y la música de las consignas.
Una nueva lengua
La lengua universal de la insurgencia.
Brindo y vacío botellas
Para ser llenadas con gasolina.
Proclamo la prosa y la poesía
Un campo de batalla.
El cielo esta ahí nomás.
¡Ahora es cuando Prometeo!

2 comentarios:

tecla dijo...

Que muera la estupida religión del dinero.
Que el trabajo vivo mande
Y haga de las calles
una nueva asamblea que reinvente el tiempo.
Que las fabricas sean el nuevo orden de la vida
y no la cárcel trituradora de los cuerpos.
Mayo
La belleza es convulsiva,
La belleza es roja

Me gusta Ateo. Me gusta mucho.
Sigue así.
Y que la droga de la cual te alimentas sólo sea esta poesía tuya que acabo de leer.
Un besote grande en tus orejas de pájaro volador.

Fabio Zoroa dijo...

Que se queme la letrina de los parlamentos, con todas esas arpías adentro.

Buena mi negro.