martes, 4 de mayo de 2010

Culo sangrante

La turba
de perros
rabiosos
devorada
por las pulgas.
el charco
de sangre
fresca
de la mujer
enamorada
de la luna.
la siesta
repetida
del viejo
esperando
a la muerte.
el pinchazo
en las venas
del yonquie,
los sueños
de morfina.
una violenta
y dulce
melodía
de piedras
bombas
el tronar
de las consignas.
el gemido
voluptuoso
del marica,
el llanto
precario
de la niña.
el vomito
de alivio
del borracho.
la mentira sutil
de la puta.
el ladrillo
en fila
del albañil.

una violenta
y dulce
melodía,
el culo
sangrante
de la poesía.

1 comentario:

Nora Elena dijo...

Muy buen poema. Abierto y desnudo. Sangrante. Con semén. Como la poesia.